Sarria – Santiago

AIRON con Antonio, de Ciudad Real.

Hicieron un Camino casi perfecto, pernoctando casi siempre en su tienda de campaña. Tan sólo alterado, según nos cuentan, por el lamentable ladrar de los perros atados que se encontraban a su paso (recordamos que esta práctica está prohibida en Galicia, y hasta el momento ninguna Administración ha puesto medios ni hecho nada para acabar con esta cruel y ahora ilegal costumbre).

Airon, un pastor belga malinois, fue un perro que llegó a casa de Antonio con motivo de una acogida temporal. Y se quedó para siempre. Estas son las historias que nos encanta escuchar y recibir aquí. Este peregrinaje habrá creado, si cabe, un vínculo entre ellos todavía más grande. Enhorabuena a los dos.

Buen Camino de vuelta

¡¡Ultreia et Suseia!!

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This