Están entre nosotros; Ángeles con cuerpo físico de 4 patitas que tienen una misión especial en la humanidad. Son terapeutas emocionales; no dudarán en darte un buen lengüetazo en la cara si te sienten triste o inarmónico.

Su misión puede ser individual o colectiva;muchos de ellos hacen una labor muy particular o pueden impactar a todo un grupo de personas y/o familias; esto último cada vez es más común en las familias que optan por tener una “mascota canina” y se convierte en un inseparable amigo(a) fiel y protector.

Pero hay secretos detrás de esa “fiel amistad”.

Protectores Energéticos
Nuestros ángeles de 4 patitas Son protectores energéticos; absorberán de ti y de tus espacios vibraciones en desbalance; ellos después se purgarán con la ayuda del agua, plantas y otros elementales que los auxilian; si es necesario se sacrificarán por ti cuando existen energías muy fuertes que puedan afectarte.

Una buena manera de ayudarlos a purgar la energía que han absorbido es darles mucho afecto físico; las caricias los alegra; al alegrarse se amplía su campo áurico y ese elevado estado de ánimo sacudirá esa energía en desbalance rápidamente como si fuera un gran repelente energético.

Ellos te eligen a ti
Ellos te eligen a ti –no tu a ellos– y saben muy bien tu misión; la suya es acompañarte en esa misión hasta el final. Llegarán a ti de la manera menos esperada; e incluso cuando tienes la oportunidad de “elegir” entre muchos otros perros.

El tendrá un acercamiento, mirada y simpatía particular que te permitirá no tener duda de la elección; sabrás que has elegido bien (según tu), sin embargo él o ella fue quién te eligió y con su energía y vibración te lo hizo saber.

Son Maestros del Amor incondicional
Son fieles; nos enseñan diariamente el amor incondicional y humildad. –En eso son maestros-.

Nunca olvidan saludarte o moverte la cola alegremente cuando te vuelven a ver aunque hayan pasado 5 minutos, son los gurús de la Nobleza.

La misión del “ángel canino” es a veces tan especial, sobre todo en casos donde el vínculo de amor es tan extremo que ante la muerte o pérdida del dueño(a) ellos pueden “dejarse morir” así mismos para terminar su misión; pues ya no encuentran el sentido de su vida.

Hemos visto muchos casos en donde el sufrimiento y/o la pérdida del “amigo humano” lo llevarán a una espera eterna -ante la posibilidad de que el dueño regrese- o si comprenden que ha desencarnado el dueño; se dejará morir para encontrarse con él en otro plano de conciencia.

Sensibles a vibraciones de todo tipo
Están conectados con vibraciones muy elevadas y son muy sensibles; perciben y observan más de lo que imaginas.

Son expertos radares energéticos; siempre están alerta a pesar de que los observes descansando; su sensibilidad auditiva es impresionante y que podemos decir del olfato y la visión. Es por eso que estarán inquietos, ansiosos y/o se pondrán a ladrar constantemente ante una presencia fuerte que consideren negativa no solo a nivel físico si no a nivel energético.

Terapeutas Emocionales
A nivel individual; estarán siempre pendientes de su dueño y/o la familia que lo haya “adoptado”; velará por la salud emocional siempre procurando armonía en el entorno; cuando encuentre tristeza, desamor, depresión y este tipo de emociones; buscará la manera de sacarte de ese estado; a veces el famoso “lengüetazo en la cara” es la mejor terapia.

El Movimiento de la cola genera ondas vibracionales que armonizan el ambiente; envían señales de amor; una vibración universalmente conocida y muy necesaria. Es por esa razón que nuestros amigos de 4 patitas son excelentes terapeutas a nivel colectivo; son usados en terapias grupales para levantar el ánimo de enfermos, sobre todo en niños que están pasando un mal momento.

Los hospitales cuentan con terapias emocionales que usan perros para este propósito; es allí donde nuestros amigos de 4 patitas emanan vibraciones altas para elevar los campos energéticos -auras- de los pacientes; tan sencillo como mover la cola y hacer sonreír a un desconocido ayuda a levantar su frecuencia vibracional; muy importante para la recuperación o estabilidad del paciente.

Son mejores amigos y compañeros; son motivadores y juguetones… son simplemente ángeles de 4 patitas que solo desean a cambio amor (y un buen platito de comida y agua). Protégelos de otros que aún no comprenden su misión. Agradezcamos su ayuda honrando su presencia en esta experiencia de vida.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Pin It on Pinterest

Share This